¿Qué es la arquitectura?

En el 2018, Armando comenzó pensar en una casa. Hasta ese momento nunca le había pasado por la cabeza el tema de la arquitectura, él simplemente ya no quiso seguir pagando renta y su intención fue encontrar un inmueble que se convirtiera en su hogar.

En Abril del 2016 juró ante el sacerdote serle siempre fiel a Julia, meses antes de que ambos terminaran sus estudios de Contaduría y con 12 semanas de que se habían enterado que Fernando venía en camino.

Después de más de 2 años de matrimonio, con Fernando muy chico y la pequeña Fabiola en brazos, la empresa en la que sigue trabajando Armando, despidió por malos manejos al director de finanzas y el joven contador tuvo la oportunidad de llegar a la subdirección del área, pero realizando las funciones de director.

Con un ingreso mucho mayor al que recibió cuando entró como practicante, Armando se puso una meta: una casa para su familia y que Julia la convirtiera en un hogar.

Metódico, como siempre ha sido, Armando comenzó desde el principio esta gran aventura. “¿Compro o construyo?” Fue la primer interrogante que tuvo. Pero fue paciente y se retrocedió un paso: “¿Qué es la arquitectura?” Se preguntó. Así que inició su investigación.

Se dio cuenta que la palabra arquitectura proviene del griego architéktōn; archi, que significa el primero, el que manda, y tecton, que significa constructor. Se puede interpretar como el constructor que manda.

Retomando la definición de la Real Academia Española (RAE), es el arte de proyectar y construir edificios, es el diseño de una construcción o el conjunto de construcciones y edificios.

Armando no se iba a convertir en un arquitecto de la noche a mañana, él sabía eso, lo tenía muy claro, pero quiso investigar de qué se trataba todo eso de la arquitectura para tomar la mejor decisión para su familia

La arquitectura como diría el profesor de proyectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Europea, Víctor Navarro, es el lugar donde nos ocurren las cosas, imaginamos fantasías, pensamos los deseos que queremos que se cumplan, donde proyectamos nuestro futuro y recordamos nuestro pasado.

Últimos artículos relacionados

¿Qué es la arquitectura funcionalista?

¿Qué es la arquitectura funcionalista?

La arquitectura funcionalista o el funcionalismo en arquitectura, es la disciplina encargada de que la forma de un edificio esté determinada por consideraciones prácticas como su uso, el material con que será hecho y la estructura del mismo.

La arquitectura y el medio ambiente

La arquitectura y el medio ambiente

La arquitectura tiene un efecto directo sobre el medio ambiente y este puede ser positivo o negativo, es decir, puede ayudar al ecosistema y fusionarse con él o dañarlo, en algunas veces de forma irremediable.

“Es el lugar en donde participaron muchos agentes. Los arquitectos podemos ser y estamos capacitados para que cosas que fueran imposibles sean posibles. Es donde se construyen las atmósferas y construye los ambientes en el que desarrollar vida”.

A su vez la arquitecta Beatriz Matos, de la misma Universidad Europea, expone que tienen que existir arquitetos como tienen que haber médicos. “El médico es el que cuida de la piel pa’ dentro del individuo y el arquitecto es el que cuida al individuo de la piel pa’ fuera.

“Generamos los espacios, los lugares en donde la vida va a transcurrir, donde nos vamos a querer, donde nos vamos a pelear, donde vamos a aprender, esos espacios son importantes”.

Esa idea era la que tenía en mente Armando, un lugar en donde pudiera hacer una gran vida con su familia.

Más allá de las concepciones y atribuciones artísticas que se le han dado a la arquitectura, gracias a grandes obras que se han construído, ésta es una disciplina que, a final de cuentas, está destinada para el bienestar del ser humano, para el goce ideal de los espacios en los que desarrolla su vida.

Características de la arquitectura

Características de la arquitectura

Conforme Armando avanzaba en su investigación sobre qué tipo de vivienda quería para su familia, recordó que de pequeño fue de visita a casa de uno de sus parientes y se estremeció de inmediato.

Aquella visita parecía que todavía lo atormentaba. Recordó que fue en Semana Santa, pues sus abuelos tenían la costumbre de no prender la luz en los días santos, así que conforme el día avanzó, la oscuridad aumentaba. El juego de las escondidas no fue la mejor opción.

Encontró un escondite tan bueno, que no lo encontraron sus primos y pasaron muchas horas hasta que decidió salir de su guarida. Al intentar regresar con sus padres, no lo consiguió. Comenzó la búsqueda a oscuras, contó 15 puertas antes de escuchar la voz de su madre y tocar su mano. Al salir al jardín, todavía había un poco de luz, pero adentro, oscuridad absoluta.

Al llegar esta memoria a su cabeza, se dijo a sí mismo que su casa tendría que tener luz, mucha luz, y no se una especie de laberinto. Y su instinto parece que lo guiaba en la dirección correcta.

Las 3 características más importantes que debe tener cualquier construcción, ya sea una casa, chica, grande o residencial; una oficina u otro inmueble son: funcionalidad, simplicidad y orden.

Funcionalidad

Cualquier obra debe ser funcional, esto qué quiere decir, que la casa, oficina, edificio, centro comercial, hospital, museo, y otras construcciones deben de tener una utilidad práctica para lo que fueron destinadas.

Lo que significa funcional a la hora de desarrollar un proyecto es que todos los espacios de la obra deben facilitar la función para la cual fueron creados y brindar confort a quienes la usan.

Siempre debemos tomar en cuenta las necesidades de las personas y los requerimientos especiales que tienen para sus inmuebles, respetando en todo momento sus costumbre, su cultura y adaptar el proyecto a sus deseos tomando en cuenta lo indispensable para su goce óptimo.

La funcional en pocas palabras es que la construcción cumpla con la función para la cual fue diseñada, por ejemplo, en una oficina no se construirá una recámara para dormir a lado de una sala de juntas, pues la recámara no es funcional para el concepto de una oficina.

Asimismo, ayuda a ahorrar recursos como energía eléctrica, pues con amplios espacios luminosos no es necesario tener tantos focos prendidos. De igual forma, ciertas formas que usamos los arquitectos ayuda a ahorrar costos de construcción.

La intención es que se liberen espacios que pudieran ser ocupados por muros y aporten una ampliación interior que se traduce en lugares iluminados, cómodos y hasta higiénicos, con el objetivo de favorecer la movilidad.

Simplicidad

La simplicidad es otro de los factores que la arquitectura moderna aporta a los nuevos estilos de vida que buscan la practicidad y evitan la complejidad y la saturación de elementos innecesarios.

La simplicidad aporta un sentido de orden, equilibrio, libertad e higiene. Para hacer esto, tenemos que partir del principio de que menos es más, hacer las cosas con los menos recursos posibles y no hacer más de lo necesario.

Siempre tenemos que tomar en cuenta que a la hora de construir, lo hacemos pensando en que estamos creando la obra para las personas, no para las cosas, eso nos da mucha claridad de lo que podemos llegar a hacer.

Es por ello que los adornos y los elementos decorativos pasan a un segundo plano a la hora de diseñar un proyecto, pues primero tenemos que hacer una construcción funcional, simple y ordenada, si caben algunos adornos, bien, sino, no es una obligación añadirlos.

En caso de que se agreguen algunos adornos, estos generalmente son muy sobrios, nada estridentes y deben estar en armonía con la obra. Con la simplicidad se busca sacar el mayor provecho de los materiales para que se mezclen con los muebles y otros elementos del proyecto, por ello se utilizan materiales que ayuden a esta causa, como lo son el hierro, hormigón y cristal.

La simplicidad aporta eficiencia de los recursos, comodidad, puede ser sostenible.

Orden

El orden simplemente la composición arquitectónica que hacemos mezclando diversos elementos que aporten armonía, coherencia y genere sensaciones positivas a quienes gozan del proyecto.

Quiero rescatar aquí algunas palabras que el arquitecto francés André Bodin, dio al periódico El Heraldo de México para el artículo Orden y diseño para la felicidad.

Con el orden en los proyectos se pueden “crear espacios no convencionales que convivan y produzcan emociones positivas. Si logras crear un espacio que produzca emociones, lo tienes todo”, expresó el arquitecto quien pone énfasis en sus obras para que traigan consigo paz y felicidad.

Y eso es precisamente lo que Armando estaba buscando cuando se decidió por invertir en un patrimonio, en tener un lugar que transmita emociones positivas a él y a su familia, en el que sus hijos puedan crecer saludablemente y que, cuando sean mayores, tengan recuerdos maravillosos de su infancia.

Seguridad

Un punto adicional que yo quiero agregar aquí es la seguridad. Un proyecto arquitectónico debe brindar la seguridad que una familia o una empresa requiere en todo momento. Debe ser un espacio que cuide y proteja a la familia o al negocio, ya sea de desastres naturales como un sismo, o de delincuentes.

Armando recordó las imágenes que vio del terremoto de septiembre del 2017 que sacudió a la Ciudad de México, en donde varias casas, edificios de departamentos, oficinas y otros inmuebles colapsaron por el movimiento.

En esa ocasión se pudieron apreciar las deficiencias que muchas construcciones de departamentos tenían y que era evidente que no podían soportar un movimiento de esa magnitud.

Por eso, un proyecto debe estar diseñado también para proveer la seguridad que las personas que los disfruten requieren, y para ello se necesitan materiales de buena calidad y una construcción adecuada. 

Si quieres saber cómo elegir al arquitecto ideal para tu casa, aquí te lo decimos,

¿Para qué sirve la arquitectura?

Para qué sirve la arquitectura

En resumidas cuentas, la arquitectura sirve para lo que Armando estaba buscando: para transformar o modificar espacios en los cuales se puede construir edificaciones que protejan al ser humanos del cosas que lo puedan poner en peligro como el frío, calor, viento, lluvia.

De igual forma, sirve para  brindar un entorno óptimo para que la gente pueda vivir en armonía con lo que le rodea, tomando en cuenta que debe satisfacer las necesidades funcionales de la sociedad, como el hogar, oficinas, industria, parques, museos, entre otros.

La arquitectura provee de mejores espacios en los cuales la gente puede habitar y transitar.

“Y, ¿para qué sirve un arquitecto?” Se preguntó Armando, pues uno de sus primos se dedica a la albañilería y estaba considerando encargarle la construcción de su casa, pues esperaba ahorrarse mucho dinero con ello.

Sin embargo, como buen contador que es, antes de tomar una decisión calculó los riesgos y decidió investigar un poco más acerca de la función de un arquitecto, pues con lo que sabía hasta ahora, tenía claro que la seguridad de su familia era lo más importante en este proyecto.

Decidió preguntar con algunos compañeros de trabajo si conocían a algún arquitecto y varios le dieron la información de diversos profesionales. Al platicar con ellos, Armando se dio cuenta que la labor del arquitecto va más allá que la simple supervisión de la construcción.

En primer lugar, el arquitecto es el experto, por lo que puede proveer de una asesoría importantísima sobre el proceso que un proyecto conlleva, el paso a paso, las alternativas, permisos, trámites, costos y materiales.

En nuestro artículo Comprar una casa: Guía completa para principiantes, podrás ver más cosas que un arquitecto puede hacer por ti.

De igual forma, es quien puede aportar el diseño más adecuado a las necesidades del cliente, logrando satisfacer sus deseos y al mismo tiempo cumplir con las características de funcionalidad, simplicidad, orden y seguridad de cualquier construcción.

Todo esto respondió a su pregunta de ¿cómo cotizar la construcción de una casa?

Otra de las ventajas que pudo constatar Armando, es que el arquitecto es quien tiene toda la experiencia y el conocimiento sobre el proceso de la obra, la elección de los materiales de la mejor calidad, los pagos, el manejo del personal y otras cosas.

Una cosa adicional de la que se dio cuenta Armando es que un buen arquitecto no es barato, pues un bajo costo, es evidencia de que algo no está bien.

Asimismo, hay otras muchas tareas que realizamos los arquitectos, como:

-Dar asesoría sobre el lugar en el que se realizará la construcción.

-Definir el presupuesto de la obra.

-Establecer expectativas claras sobre el objetivo del proyecto.

-Manejar el proceso de la obra, así como al personal encargado de ejecutarlo.

-Estar en constante contacto con el cliente para aclarar dudas e inquietudes.

-Aconsejar al cliente sobre cómo llevar a cabo sus ideas y requerimientos.

-Llevar un control de la documentación y trámites necesarios.

Con toda esta información recolectada, Armando por fin tuvo muy claro lo que quería hacer y cómo invertir su dinero inteligentemente en el patrimonio de su familia.

Con los recursos suficientes gracias a su nueva posición en su empleo, tuvo la oportunidad de visualizar el hogar ideal para su familia, de la construcción se iba a encargar el arquitecto, él disfrutaba imaginar cómo sus hijos iban creciendo en ese espacio único para ellos.

Así que finalmente se acercó con un arquitecto, platicó con él, le expresó sus deseos y necesidades. Se decidió por construir algo a su gusto y al de su esposa. Escogió un terreno que estaba un poco distante de la zona urbana, pero confió en su arquitecto.

A casi 2 años desde que comenzó a pensar en su casa, ahora ya tiene un hogar, que también acogió al Emilio, el nuevo integrante de la familia, y a Bolillo, un bulldog que disfruta el patio.

En los primeros seis meses en su nueva casa, tuvo que hacer un esfuerzo, levantarse más temprano para llegar a su trabajo. Pero después, las autoridades terminaron de construir una vía rápida hacia la ciudad y aceptaron el proyecto para construir un centro comercial.

Ahora el patrimonio de Armando se ha multiplicado. Solo por confiar en su arquitecto, su casa a triplicado su valor. Así, el arquitecto terminó con el proyecto del hogar de Armando y Armando está iniciando su proyecto de vida junto a Julia, Fernando, Fabiola y Emilio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s