Las 3 diferencias entre la arquitectura y la construcción

La arquitectura y la construcción siempre van de la mano, o eso debería ser en todos los casos en los que se quiere desarrollar un proyecto de la mejor forma.

A veces, muchas gente opta solo por la construcción, dejando de lado la aportación fundamental que puede hacer la arquitectura y peor aún, arriesgando la integridad de su familia en esa decisión.

Como ya lo hemos dicho en otros artículos, es imprescindible que cualquier obra, ya sea una casa, un departamento, una oficina o un residencial, incluso una remodelación, tenga sus bases en los conocimientos arquitectónicos de un experto.

La arquitectura y la construcción son conceptos que van de la mano y, en algunos casos, son inseparables; no obstante existen diferencias considerables entre cada uno.

Es claro que una obra, ya sea un hogar, una oficina, un auditorio, un salón de fiestas u otra cosa, nunca llegará a existir si no se construye, aunque se haya hecho un proyecto y un diseño arquitectónico.

Principales diferencias entre arquitectura y construcción

Diferencia 1: Definición de arquitectura y de construcción

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, estas son las definiciones de cada una:

Arquitectura. Es el arte de proyectar y construir edificios. Es el diseño de una construcción. También define a un conjunto de construcciones y edificios.

Construcción. Acción y efecto de construir. Obra construida o edificada. Es hacer una obra de arquitectura o ingeniería, un monumento o en general cualquier obra pública.

Diferencia 2: La construcción es parte de la arquitectura

Tal vez esta sea la mayor diferencia de todas. La construcción es en sí la técnica empleada para llevar a la realidad casas, edificios, oficinas y cualquier otro tipo de infraestructura.

Es plasmar físicamente lo que la arquitectura diseñó, planeó y proyectó.

Por su parte, la arquitectura es una cuestión más compleja y completa, pues realiza un trabajo más creativo para idear desde cero una obra, la diseña, organiza y contempla todo lo que se requiere para llevarla a cabo.

Desde el mejor aprovechamiento de los espacios, hasta la elección de los materiales que la construcción utilizará para realizar la obra.

Su función principal es crear espacios funcionales, simples, ordenados, seguros y llenos de confort para las familias o para las personas que darán uso a los inmuebles.

La construcción se guía del proyecto determinado por la arquitectura, por los planos, mientras que la arquitectura no requiere de la construcción para el diseño o planificación.

Diferencia 3: Concepto amplio de arquitectura y construcción

A cualquier obra que cuente con el mínimo de infraestructura se le conoce como construcción.

Ya sea que haya utilizado planos o no, que se haya guiado por algún proyecto arquitectónico, construcción es toda obra construida, edificada o en desarrollo.

En cambio, también se conoce como arquitectura a la composición de edificios, zonas urbanas, espacios, planeaciones territoriales y estructuras en donde se desarrolla la vida humana, como dijo Kjetil Trædal Thorsen: La arquitectura, a diferencia del arte, no puede existir sin personas.

Artículos relacionados

¿Qué es la arquitectura funcionalista?

¿Qué es la arquitectura funcionalista?

La arquitectura funcionalista o el funcionalismo en arquitectura, es la disciplina encargada de que la forma de un edificio esté determinada por consideraciones prácticas como su uso, el material con que será hecho y la estructura del mismo.

La arquitectura y el medio ambiente

La arquitectura y el medio ambiente

La arquitectura tiene un efecto directo sobre el medio ambiente y este puede ser positivo o negativo, es decir, puede ayudar al ecosistema y fusionarse con él o dañarlo, en algunas veces de forma irremediable.

Juntos, pero no revueltos

Conforme han avanzado el tiempo, los arquitectos han estado más involucrados en la construcción de sus propias creaciones para asegurarse de que las obras se realicen así como las planearon.

Antes muchos arquitectos solamente veían el producto final, sin estar presentes durante el desarrollo, por lo que se llevaban la sorpresa de su vida al ver que se cambiaron materiales o que el diseño no coincide con los planos.

La actividad se ha ido transformando en un servicio cada vez más personalizado para el cliente y si por alguna razón se tienen que hacer modificaciones o correcciones al proyecto, quien lo hará es el arquitecto, no el constructor.

Lo anterior porque es el experto de la obra, pues él la ideó y la creó y por ello puede hacer los ajustes necesarios para el resultado final en armonía con su propuesta conceptual y formal.

Aquí puedes leer Comprar una casa: Guía completa para principiantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s