La arquitectura y el diseño de interiores

Existen muchas diferencias entre la arquitectura y el diseño de interiores; sin embargo, gracias a esas diferencias, son 2 áreas que se complementan entre sí para ofrecer una mejor experiencia a quienes habitarán los espacios.

Un arquitecto se conoce más por desarrollar los proyectos principales de una obra a construir, ya sea una casa, una oficina, un edificio, un parque, etcétera. 

Son quienes coordinan todas las áreas que llevará la obra, desde los trabajadores de la construcción, la compra de los materiales, el carpintero, el electricista, el diseñador de interiores, los trámites necesarios, entre otras cosas.

Son quienes cargan la mayor parte de la responsabilidad de la obra, pues diseñan desde cero la obra, lo que incluye todo lo relacionado con la seguridad de la construcción y, por ende, de sus futuros usuarios.

Por su parte los diseñadores de interiores son profesionales creativos con un sentido mucho más artístico y estético para generar un espacio agradable, higiénico, funcional y al gusto del cliente.

Ambos expertos tienen similares responsabilidades, aunque cada uno en su campo de especialización, como asistir a reuniones con clientes, revisar las necesidades del proyecto, preparar una propuesta de diseño y un plan de presupuesto, modificar su diseño para ajustarse al presupuesto y las necesidades del cliente, escoger materiales seguros necesarios para proyectos y estar presente en los sitios de construcción.

Es importante destacar que un arquitecto es la persona preparada para crear un edificio estructural que cumpla con los códigos de construcción establecidos, y el diseñador de interiores está capacitado para crear un ambiente interior funcional y de calidad.

Aunque puedan parecer 2 actividades completamente distintas, se complementan de una manera maravillosa, de tal forma que al entregar el producto final, el cliente o las personas que habitarán la casa, la oficina o el edificio, se sientan cómodas, felices y puedan desarrollarse de la mejor manera.

Así como la arquitectura se enfoca en la estructura, los materiales, el clima, la iluminación, ventilación, pisos, etcétera, los diseñadores de interiores prestan atención a la psicología humana y los aspectos emocionales de los espacios.

Un claro ejemplo de cómo la combinación de estas 2 disciplinas se fusionan a la perfección son los hospitales. Mientras el arquitecto se encarga de que la estructura sea la mejor y no ponga en riesgo a los pacientes, doctores, enfermeras y otras personas, los diseñadores de interiores se encargan de las habitaciones que ayudan a la psicología del paciente y promueven un mayor bienestar a través de los colores, la luz, elementos que aporten movimiento, entre otros.

Cuando se logra una perfecta combinación entre la arquitectura y el diseño de interiores las dificultades que se puedan presentar por climas extremos y otros se pueden resolver de forma armónica fusionando las habilidades entre ambas disciplinas para desarrollar microclimas y espacios que logren difuminar de la mejor manera la transición de interiores y exteriores.

Así, pueden alcanzar el objetivo de convertir un elemento convencional de la arquitectura en una pieza trascendental para los habitantes de los espacios, creando efectos psicológicos y emocionales positivos en los que suman el interior y el exterior de la obra.

Con estos 2 elementos, las personas que aprovechen los espacios creados, podrán disfrutar la construcción con seguridad, higiene, funcionalidad y confort, generando bienestar general en ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s